Rectores rechazan convocatoria Asamblea Nacional Constituyente

La convocatoria a una Asamblea Constituyente de corte “popular” o “comunal” anunciada este lunes por el presidente de la república, Nicolás Maduro, es una muestra más de la violación del estado de derecho, lo que constituye         una nueva ruptura del hilo constitucional.

En efecto, en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello se realizó el foro “De la Universidad al país”, actividad en la que los rectores Cecilia García Arocha (Universidad Central de Venezuela); Benjamín Sharifker (Universidad Metropolitana); Francisco Febres-Cordero (Universidad Monteávila);  Enrique Planchart (Universidad Simón Bolívar) y Francisco José Virtuoso (UCAB), fijaron posición sobre los acontecimientos registrados en las últimas semanas y ofrecieron luces sobre el papel de las casas de estudio frente a la crisis política y social que atraviesa el país.

“La sociedad venezolana ha venido luchando por rescatar la Constitución. Y la oferta que recibimos ayer del presidente Maduro fue cambiar la Constitución a través de un método inconstitucional. Con esa propuesta a lo que se nos está llamando es a más confrontación, a más violencia” advirtió Francisco José Virtuoso, rector de la UCAB.

“Convocan una Asamblea Constituyente electa por quienes hoy disfrutan de los poderes gubernamentales -comentó Benjamín Sharifker. Por ellos y para ellos. Una Constituyente para que persista en el poder un sistema inviable e insostenible”.

Por su parte el rector de la Universidad Monteávila, Francisco Febres-Cordero,  señaló que el Ejecutivo ha pervertido el funcionamiento del Estado en contra de los ciudadanos. “El derecho se ha convertido en instrumento, herramienta y medio para desconocer, manipular, transgredir, atacar, vituperar y conculcar la justicia”.

El rector de la USB, Enrique Planchart, recordó que ya desde hace tiempo el gobierno actúa fuera de las normas de la democracia.  “La violación de los derechos humanos, la cantidad de presos políticos, la cantidad de políticos inhabilitados sin ninguna razón y la última pretensión de llamar a una Constituyente que será integrada sólo por los amigos del régimen, demuestra que esto es una dictadura, pero no una dictadura cualquiera, sino una dictadura militar”.

La rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, demandó al Ejecutivo el reconocimiento de los poderes electos constituidos, llamar a elecciones y la apertura de ayuda humanitaria, así como la liberación de los estudiantes y presos políticos.  “Rechazo la política de terror y de amedrentamiento por parte de un gobierno que se quiere perpetuar en el poder”, dijo García.

Lucha de puertas abiertas

Los cinco representantes académicos coincidieron en que, sin olvidar las manifestaciones, las universidades deben mantener sus puertas abiertas a pesar de la crisis y amenazas.

“Eso es lo que no quiere este gobierno: que sigamos abiertos –dijo Planchart. Ellos buscan casas de estudios calladas, sumisas y gente sin estudios. La universidad, por su naturaleza, está obligada a hablarle y compartir con el país”.

“No hay nada más subversivo que una universidad formando y funcionando –expresó Virtuoso. Este es un espacio de encuentro, reflexión y construcción del país que queremos… Aunque nos amedrenten, aunque nos quiten el presupuesto, las universidades estamos legítimamente conscientes de que tenemos una tarea que cumplirle a la sociedad y que no estamos dispuestos a renunciar a ella”.

“La ignorancia y la desinformación solo benefician al gobierno –apuntó Sharifker-  Nuestra misión es sostener y potenciar nuestras instituciones académicas   y, si es necesario, tenemos que dar clases y recibir clases en la calle, mantener vivas nuestras líneas de investigación a pesar de la pérdida de talento o la falta de recursos, y cumplir nuestra misión universitaria para vencer al totalitarismo”.

“Las universidades estamos unidas por un mismo bien: Defender y lograr una Venezuela libre, plural, democrática y por siempre independiente”, concluyó la rectora García.

El foro “De la universidad al país” también contó con la participación de los dirigentes estudiantiles Santiago Acosta, consejero universitario de la UCAB, y Samuel Díaz, presidente de la Federación de Estudiantes de la UNIMET, quienes llamaron a mantener la protesta pacífica en las calles.

Durante la actividad, los asistentes rindieron homenaje a los 29 fallecidos en las manifestaciones del mes de abril en todo el país, varios de ellos estudiantes.

Comentarios

comentarios