Urge recuperar la libertad, la democracia y la institucionalidad en Venezuela

Octubre 2016

 

Los venezolanos estamos viviendo momentos muy difíciles. El país está herido, inmerso en una crisis social, económica y humanitaria, que está afectando la vida de todos. En cada rincón del país, nuestros conciudadanos protestan reclamando sus derechos esenciales, básicos, que han sido disminuidos a niveles reñidos con la dignidad humana.

Las universidades no escapan a esta dura realidad. En los últimos años hemos asistido al deterioro progresivo de sus instalaciones, de la seguridad, la planta profesoral, la investigación, la extensión, la vulneración de sus pruebas internas, la pérdida de la conexión con el mundo, y la disminución a niveles nunca antes vistos de la calidad de sus servicios.

AEUSB _VenezuelaTodo lo anterior es generado por el empeño de seguir adelante con un modelo de gobierno que colapsó, que fracasó, y que no ha dado ni puede dar respuesta a las carencias y anhelos de los ciudadanos que vivimos en este maltratado país.

Pero además, como si todo lo anterior no fuese suficiente, estamos asistiendo en estas horas a la mayor demostración de ilegitimidad de este régimen instalado en Miraflores. Mientras el país entero está sumido en la más grave crisis de su historia, ellos persisten en el desconocimiento continuado de la Constitución, acaban con las instituciones, y eliminan el estado de derecho, comenzando por el desconocimiento de la Asamblea Nacional, la institución pública de mayor legitimidad en este momento, con un mandato claro de la inmensa mayoría surgido el 6D: concretar un cambio urgente de régimen y de conducción del país en este año 2016. Luego, la aprobación ilegítima del presupuesto de 2017, la postergación de las elecciones de Gobernadores y Alcaldes, los pronunciamientos hace unos días de tribunales penales sin competencia en materia electoral, en varios estados del país en contra del 1% de las firmas recogidas hace meses, y por último, la “paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección de 20% de las manifestaciones de voluntad, que estaba previsto para el 26, 27 y 28 de octubre próximos”.

No nos sorprenden esta serie de medidas ilegales e inconstitucionales dictadas por el régimen y no podemos dejar de elevar nuestra voz de enérgica protesta ante lo que se constituye en la instauración de una dictadura en nuestro país. Ya no hay más caretas, nos pusieron las cosas muy claras.

No hay ninguna duda de que Nicolás Maduro y los suyos no tienen ningún interés en el país, todo lo contrario. Por ello, nosotros, egresados de la Universidad Simón Bolívar, como miembros de esta comunidad universitaria, pero más aún, como ciudadanos comprometidos con el destino y el futuro de nuestro país, tenemos la responsabilidad, el deber y el derecho de hacer un llamado de alerta a nuestros conciudadanos venezolanos y a la comunidad internacional, ante esta situación crítica, esta arremetida que pone a la sociedad venezolana en un estado de crispación provocado, con la intención de paralizarnos y someternos secuestrando las vías cívicas, pacificas, democráticas y constitucionales de enrumbar el país hacia un futuro de paz, progreso, justicia y bienestar para todos los venezolanos.

Llamamos a toda la comunidad uesebista, y a todos los venezolanos, a desconocer a quienes han violentado todos los mecanismos formales y legales con los que contamos quienes somos mayoría en Venezuela, y han pretendido herir de muerte la democracia. La Constitución Nacional le garantiza al ciudadano los canales específicos para tomar la batuta en la reconducción del destino del país, que este régimen pretende desconocer y anular.

Manifestamos nuestro apoyo decidido a la Asamblea Nacional como institución autónoma y espacio legítimo de expresión de la voluntad mayoritaria de los ciudadanos.

Los ciudadanos tenemos el derecho, pero por sobre todo, tenemos el deber de decidir el destino de nuestro país, en forma activa, firme, sin miedo, en paz y sin violencia. Vamos a ejercer ese derecho y ese deber, cumpliendo el texto constitucional. Somos mayoría los que queremos alcanzar una Venezuela de paz, democracia, estado de derecho, desarrollo, conocimiento y modernidad y juntos, en una amplia e inclusiva unidad, lo vamos a lograr.

Juntas Directivas AEUSB

Comentarios

comentarios