Los hermanos Zillante, egresados uesebistas, recibieron premio en el MIT 100K

El pasado lunes 14 de mayo, Roberto, ingeniero mecánico, y Daniel Zillante, ingeniero de producción, ambos egresados de nuestra Alma Mater, recibieron el Audience Choice Award en el concurso MIT100K del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) gracias a la creación de una tecnología para mejorar el proceso de instalación de tuberías sin zanjas.

El equipo de la Asociación de Egresados contactó a los hermanos Zillante para felicitarlos de primera mano y conocer sus impresiones sobre este gran triunfo para nuestra Alma Mater.

Su proyecto se llama Zilper Trenchless y está basado en lo que ellos bautizaron como Assisted Dynamic Boring (ADB), una combinación del efecto dinámico de fuerzas de impacto con fuerzas estáticas para maximizar la fuerza de penetración de la tubería dentro de la tierra. El dispositivo emplea un sistema novedoso de limpieza interna de la tubería, que se encarga de retirar el material que entra en el tubo durante la instalación, reduciendo al mínimo la masa en movimiento y maximizando la penetración de la misma.

Foto Zilper Trenchless

La inspiración detrás de Zilper Trencheless fue la experiencia que tuvo Roberto como representante de ventas de varias marcas manufactureras de este tipo de equipos y como Líder de la División de Proyectos Sin Zanja en una empresa importante del sector de acueducto y alcantarillado en Colombia. Allí pudo percatarse de que, a pesar de las reducciones de costos operativos que pueden generar las tecnologías sin zanja (instalación de la tubería desde un pozo a otro pozo sin afectar la superficie entre ambos), generalmente una máquina de estas está diseñada para trabajar en ciertas condiciones de terreno, para ciertos diámetros y para una función específica, ya sea instalar una tubería o reemplazarla; lo que en muchas ocasiones conduce a que los ahorros generados desde el punto de vista operativo no compensen el alto costo de amortización financiera de estos equipos.

Su diseño, en cambio, permite atacar varios tipos de terreno (excepto roca sólida), a la vez que facilita la instalación de un amplio rango de diámetros de tubería y, con unos pocos accesorios adicionales, tiene la versatilidad de poder ser utilizado no solo para instalar tuberías nuevas, sino también reemplazar tuberías deterioradas; todo esto logrando bajar los costos y el tiempo de ejecución.

Las navidades pasadas, durante una visita a Bogotá, su hermano Daniel, estudiante de un MBA en el MIT, se interesó por la tecnología creada por Roberto y le sugirió que participaran en la competencia de emprendimiento organizada por la universidad: la MIT100K.

A partir de este momento, ambos hermanos tuvieron tan solo pocas semanas para pasar del diseño conceptual al diseño detallado, y para realizar la estimación de costos de fabricación,  el plan de negocios y las estrategias empresariales a corto y mediano plazo para la presentación del proyecto.

Tras mucho esfuerzo, todo el trabajo rindió frutos al ser galardonados con el Audience Choice Award, premio que otorga el público y que los hizo acreedores de 10 mil dólares, los cuales piensan invertir en asesoría legal para crear la empresa en Estados Unidos y para fabricar el primer prototipo completamente funcional.

Al hablar de su formación en la USB, Roberto dice que ella ha sido fundamental ya que “por la falta de recursos durante esta etapa temprana de la empresa, he tenido que valerme de esos conocimientos (muchos de ellos desempolvados) para realizar todo el diseño de la máquina”. Por otro lado, los conocimientos adquiridos por Daniel durante su paso por La Simón lo han ayudado a enfocarse en la reducción de costos y en la visión estratégica del negocio; ambos aportes claves para la materialización del proyecto.

Con respecto al alcance de su diseño ambos esperan que este pueda ser empleado en Venezuela “para incrementar y renovar la infraestructura subterránea de tubería de nuestros pueblos y ciudades, y esperamos que esto ayude a resolver una parte de las falencias que existen en el suministro de los servicios públicos del país”.

Admiten extrañar de Venezuela “las costumbres, la playa cerca, el clima y muchas otras cosas buenas que nos ofrece nuestro hermoso país” y de la USB particularmente “las semanas 1 y 2 de cada trimestre”.

Finalmente, Roberto y Daniel desean comunicarles a sus compañeros egresados y a los futuros uesebistas que “la educación en nuestra Alma Mater no tiene nada que envidiarle a la educación dada en países desarrollados, así que saquemos el máximo provecho de esta y cuidemos nuestra universidad. Creemos que cada uno de los logros y aportes que hagan estudiantes y egresados pondrán en alto el nombre de la USB”.

Felicidades, muchachos. Todos los uesebistas estamos orgullosos de ustedes y felices de que dos egresados de nuestra Alma Mater estén llegando tan alto.

Comentarios

comentarios