Discurso de la vicerrectora Mariella Azzato en nuestra Asamblea de Egresados

A continuación las palabras de la vicerrectora Mariella Azzato durante nuestra Asamblea de Egresados el pasado primero de septiembre.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Estimados todos, 
Me complace compartir y celebrar este nuevo encuentro, hoy en ocasión de juramentar a la nueva Junta Directiva electa el pasado primero de septiembre.
Como egresada siento un profundo orgullo de pertenecer a una asociación que desde su conformación ha formado parte activa y fundamental del acontecer diario institucional. Son nuestros egresados los primeros actores en la línea de referencia nacional e internacional, cada uno de ellos se ha convertido en la verdadera marca USB.
El sello que nos define es lo que ha hecho que cada uno de nosotros siga presente, apostando al compromiso que un día aceptamos como misión

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Somos USB

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La mayoría de los que hoy nos acompañan son egresados de los años 70, 80 y 90, para cada uno de nosotros quizás aún quede la imagen poética de la Universidad que vivimos, seguramente en muchos también el deseo de que vuelva a hacer lo que fue.
La realidad es que esa Universidad que todos pudimos vivir, cambió. Con este cambio llegó la aceptación de saber que nunca volverá a hacer la misma.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
La verdad es que nunca podría volver a ser la misma.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Varias son los motivos que justifican el cambio. Quizás el más apresurado haya sido el giro de timón que los gobernantes de turno han dado, proponiendo políticas inadecuadas, que continúan destruyendo y arrasando lo que encuentran a su paso, evidenciando el profundo desconocimiento que tienen sobre lo que significa la Universidad como concepto para un País.
Como autoridad administrativa he tenido que mantener la lectura constante de los indicadores que muestran la dependencia voraz que tenemos como institución pública, de un presupuesto que se ha convertido en entelequia y que por más de una década privilegia en porcentajes mínimos la inversión académica, ni hablar del mantenimiento de los servicios básicos y la infraestructura. La Universidad Simón Bolívar se ha reducido a recibir mensualmente lo correspondiente a sueldos y salarios, a la vez que de manera tardía servicios estudiantiles que se resumen en transporte, comedor, becas y preparadurías.
Sin embargo, la Universidad cambió porque está subsumida en un mundo globalizado y mediátizado. Porque está obligada a cambiar. Porque debe repensarse dentro de un mapa cuyas coordenadas la identifiquen y definan desde la excelencia. Una excelencia que estamos obligados a mantener. No podemos pensar que para siempre viviremos de las rentas que en otras épocas obtuvimos.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

¿Cómo se hace esto?

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Si cada vez pareciera que nos ahoga la realidad de un País sumido en la pobreza, en el abandono, en la diáspora que cada día se multiplica por miles que abandonan el País obligados por las razones que todos conocemos tan bien.
Sin embargo y a pesar de esto, con todo esto que conocemos, mantener un
entusiasmo crítico podría ser un buen comienzo.
Porque hay conceptos que comienzan a recalentarse y otros que comienzan a destacar y emerger. Por ejemplo, el convenio, la alianza, el acompañamiento. No la dádiva. Debemos poder tener una verdadera visión estratégica en el hoy. Desarrollar consensuadamente la nueva mirada.
Para cada uno de nosotros, sería muy fácil abandonarlo todo, es el riesgo que corremos si hacemos una sola lectura de todo lo que sucede en este contexto demandante. Estamos obligados a manejar otros, nuevos lenguajes, a comprender qué significa la Universidad en el hoy.
Por ejemplo: qué discusiones estamos teniendo sobre la tecnología.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Qué tenemos en el radar?

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Cómo somos conscientes y advertimos que están sucediendo cosas que nos obligan a repensar, a revalorizar. ¿Qué significa aprender a la luz de las tecnologías disponibles? La inteligencia artificial por ejemplo, nos hace volver a preguntarnos qué significa ser persona y qué parte del ser humano debemos rescatar. Quizás sea esta una mirada un poco romantic, pero significa colocar en el centro de las nuevas discusiones a las personas.
Hace más de una década era señal de vanguardia que las universidades tuvieran programas en línea y administraran programas a distancia, hoy pareciera que esto está cambiando. Hoy la discusión se centra en la conveniencia de la educación con énfasis en la masividad o en los procesos educativos que tienen el privilegio de tener a la experiencia de la presencia.
También pensamos hace algunos años que el esquema de cursos masivos y gratuitos iban a revolucionar la educación superior, hoy estamos viendo que forman parte del esquema de gestión académica de cualquier institución de educación superior.
De manera que debemos considerer cuál es el elemento sustantivo al que no debemos renunciar como actores de la realidad que nos ha tocado enfrentar referencias apuntan a la importancia que tiene el aprendizaje informal en la formación de nuestros egresados. Esto nos lleva a pensar que todo el conocimiento no necesariamente se desarrolla en el ámbito universitario.
La universidad pareciera que maneja el monopolio de la expedición de títulos que certifican un conocimiento, cuando sabemos que fuera de sus límites, la realidad globalizada está buscando, otros talentos.
Cómo planteamos entonces, otras formas de saber. Alguien dijo: La Universidad del Futuro, se hará fuera de la Universidad. Si esto fuera así, cómo lo enfrentamos.
Con estos indicadores, con esta fotografía, cada actor que de alguna manera se relaciona con nuestra Comunidad juega un rol fundamental. Los gremios, los estudiantes, los egresados, la sociedad.
Así que nuestra labor como egresado es acompañar los cambios estratégicos, promoverlos, es deslatrarnos del concepto de ayuda y colocar como centro la verdadera misión de la Universidad.
Debemos trabajar muy duro en rescatar la dignidad de cada uno de nuestros profesores y empleados. Debemos hacerles entender que el conocimiento nos hará libres y que de nosotros depende cambiar el espacio que ocupamos en esta realidad.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Muchas gracias, gracias.

Mariella Azzato.

Comentarios

comentarios