Asociación de Profesores rechaza sentencia del TSJ y ruptura del estado de derecho en Venezuela

IMG_20170119_104551La junta directiva de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (Apusb) rechazó “las arbitrarias y desmedidas atribuciones que se ha venido arrogando el Tribunal Supremo de Justicia”, y las calificó como “un atentado directo a la democracia y a la constitucionalidad en Venezuela”.

William Anseume, presidente de la Apusb, en representación de la junta directiva declaró que desde ayer se pretende desconocer a un poder constituido, a la “Asamblea Nacional, electa por los ciudadanos de este país. Como bien reza nuestra Carta Fundamental, la que nos rige, en su artículo 5, los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.

Indicó que se está desconociendo la división de poderes, la voluntad de los venezolanos y se está violando la Constitución al desconocer la autonomía de cada poder. “El Gobierno y sus secuaces, al parecer, olvidan que, según el artículo 138 del mismo texto constitucional, toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos. Así que todo aquello que el Tribunal disponga, en esa vía, son actos ilegales, realizados usufructuando las actuaciones del cuerpo legislativo; carecen de fundamento, de legalidad y deben ser desconocidos plenamente por quienes conformamos nuestro país, todos”.

El profesor Luis Buttó, secretario general de la Apusb, recordó que actuaciones como las del TSJ, están “completamente reñidas con el más elemental respeto a las normas democráticas, y que además evidencian claramente el desprecio absoluto que siente el autoritarismo gobernante por la voluntad del pueblo venezolano, aíslan aún más al gobierno nacional del concierto de naciones respetuosas de la institucionalidad construida en respeto de las libertades políticas de la población. Sentar las bases legales para que el poder recaiga de manera absoluta en una persona, o en minúsculo círculo de personas, es retrotraer el país a épocas superadas de la historia, casi llevarlo al medioevo, dejando al individuo en la más completa indefensión frente a las tropelías que puedan cometerse desde el oficialismo. La diferencia entre esto y el totalitarismo es inexistente”.

Ambos directivos pidieron que se restablezca “de inmediato el orden constitucional en Venezuela”.

Comentarios

comentarios