En la USB existe vocación de servicio y compromiso con sus principios y valores

En la celebración de los 25 y 40 años de graduados, realizada en el Paraninfo del rectorado, participaron egresados, autoridades universitarias e invitados especiales. Todos enfocados a apoyar a la universidad para DSCF0048superar la critica situación por la que atraviesa.

“La Universidad Simón Bolívar se encuentra entrampada. Encerrada en un círculo vicioso, que no es ni nuevo ni reciente. Las restricciones presupuestarias, la crisis que genera la fuga de profesionales calificados, la difícil situación económica y social del país, de la cual no escapamos, han venido mellando progresivamente su funcionamiento y haciéndola, cada vez más dependiente de un modelo gubernamental que la ha venido ahogando y cercando. No ahondaré en detalles. Ya nuestras autoridades han descrito detalladamente el tamaño y magnitud de la crisis”.

Fueron parte de las palabras de Catalina Ramos, presidente de la Asociación de Egresados de la Universidad Simón Bolívar, AEUSB, en el acto de reconocimiento a los egresados con 25 y 40 años de graduados, en el que estuvieron presentes autoridades universitarias, egresados e invitados especiales.

Luego de esa dura realidad sobre la situación universitaria, la dirigente gremial manifestó que la buena noticia es que igual de intensa es la vocación de servicio, el compromiso con los principios rectores y valores uesebistas que mueven hoy a autoridades, profesores, estudiantes, empleados y obreros, a fin de seguir manteniendo el nivel académico y el funcionamiento de la casa de estudios contra todas las dificultades.

Por su parte, el vicerrector administrativo, Rafael Escalona destacó que la USB es la universidad del talento, la excelencia y el futuro representado por los egresados que están cumpliendo 25 y 40 años de graduados. “A pesar de todas las dificultades, esta universidad sigue siendo fiel a sus valores, a su misión como universidad del futuro y de la excelencia.

Hizo mención a una reciente publicación de un ranking a nivel internacional, que ubica a la USB, entre los puestos 31 y 35 de las 50 mejores universidades de América Latina. “Eso es una satisfacción. Una mayor responsabilidad porque afrontar las condiciones tan adversas que vivimos como país y sociedad, hace que los retos sean mayores”.

Egresados reconocidos y comprometidos

Benjamín Sharifker y Olga Ramos han sido reconocidos en tiempos recientes con la Orden Ernesto Mayz Vallenilla. Ambos celebraban 40 y 25 años de graduados, respectivamente. El primero, ex rector de la USB y actual rector de la Universidad Metropolitana. Ramos, egresada de Urbanismo y docente de la UNIMET ha desarrollado una fructífera labor en la organización Asamblea de Educación, y es Coordinadora del Observatorio Educativo de Venezuela.

Sharifker, a quien se le impuso el botón de los 40 años comentó que es muy emocionante conseguirse con sus antiguos compañeros, pero que lo institucional, también es muy importante, especialmente porque mantiene a los egresados vinculados a la institución. “Sobre todo, en los momentos que vivimos en Venezuela, cuando hay un debilitamiento de las instituciones. Al fin y al cabo, quienes hacemos las instituciones somos las personas y los egresados somos el segmento más importante de la comunidad universitaria, no sólo por lo numeroso, sino porque somos la USB en la calle. La verdadera función de la USB se proyecta hacia la sociedad a través de la obra de sus egresados en todos los ámbitos del desempeño venezolano”.

El botón de los 25 años fue impuesto a Olga Ramos, elegida entre sus compañeros de promoción para que pronunciara las palabras en nombre de ese conglomerado. En su alocución manifestó: “Nos convoca la alegría de un logro, de habernos convertido en profesionales, hace 25 años unos, y 40 años, otros. En mi caso muy particular, celebro también la vida”.

Comentó que seguramente algunos estarán ejerciendo la carrera en la que se graduaron y otros, como ella, habrán desarrollado su ejercicio profesional en campos afines o quizá bien alejados de la formación construida en la USB.

“Lo que sí es seguro, -dijo-, es un denominador común en todos nosotros. Durante estas décadas, la formación recibida en la universidad marcó nuestra forma de comunicarnos, de trabajar, de tomar decisiones, de relacionarnos con nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo, vecinos y extraños, y de participar como ciudadanos. Marcó nuestros valores y nuestra forma de soñar. Obviamente,- agregó-, con las diferencias y los matices naturales de los períodos, carreras y grupos con los que nos tocó interactuar. Construimos, a lo largo de nuestro paso por la universidad, una forma de ver, de creer y de hacer, que nos distingue como uesebistas”.

Luis Zambrano estuvo a cargo de las palabras de los egresados de hace 40 años. Visiblemente emocionado y ciertamente comprometido dijo: “Aunque no es momento de malas noticias, no puedo dejar de un lado los momentos tan críticos que está viviendo nuestro país y quienes seguimos aquí. Cada vez es más dificil. Lamentablemente, las circunstancias nos hacen mirar oportunidades fuera del país. Estamos claros con lo que está pasando y, por supuesto, nuestra querida universidad no escapa de esa realidad”.

“Hay que apuntalar y no seguir cayendo. Empujar para salir del foso en el que nos estamos hundiendo. En este salón hay mucho talento que necesitamos para aportar mucho más que un granito de arena. Se me ocurre que podríamos trazarnos como objetivo la recuperacion del país. Así que los invito a poner en práctica ese talento y su mejor expresión de creatividad. La AEUSB puede ser el punto de convergencia de estas propuestas”.

Alineados todos en sus percepciones, Catalina Ramos culminó sus palabras expresando: “Por eso la invitación hoy es, además de celebrar el conocimiento, la excelencia, y el amor por las cosas bien hechas, queremos conectarnos, en ese marco del cual todos los egresados somos parte, estar atentos a las discusiones, y poner nuestras experiencias y capacidades para contribuir a que nuestra Alma Mater salga del actual círculo vicioso, y entre todos la llevemos al círculo virtuoso de la innovación, el conocimiento y la excelencia, como ha sido su lema desde su fundación”

Comentarios

comentarios